Los 6 mejores tipos de trufa que debes conocer

6 Mejores Tipos Trufas
Tabla de contenidos

Si te apasiona la gastronomía y los sabores únicos que ofrece la naturaleza, las variedades de trufas son una maravilla por descubrir. Estos hongos subterráneos no solo son apreciados por su exquisito sabor, sino que también tienen un lugar especial en la alta cocina. A continuación, en Mazan os mostramos los 6 tipos de trufa más reconocidos a nivel mundial y que debes conocer.

Trufa Negra (Tuber melanosporum)

Trufa Negra Tuber MelanosporumEmpezamos con el plato fuerte, donde España es una de las principales fuentes de recolección de este tipo de trufa.

La Trufa Negra (Tuber melanosporum), también conocida como trufa de Périgord, es un tesoro gastronómico apreciado por su distintivo aroma y sabor. Originaria de regiones del sur de Francia y España, esta variedad destaca por su piel áspera y oscura, que encierra un mundo de aromas y sabores intensos.

Su apariencia rugosa y su color negro profundo son inconfundibles. Esta piel protege su carne interna, que emite un aroma profundo y complejo, una mezcla de notas terrosas, madera y sutiles matices que recuerdan al chocolate o frutos secos. Este hongo subterráneo despliega un sabor intenso y complejo, con matices que van desde lo leñoso hasta lo ligeramente afrutado.

La temporada principal de la trufa negra abarca desde noviembre hasta marzo, alcanzando su punto máximo en pleno invierno. Su recolección es una labor delicada, llevada a cabo con la ayuda de perros entrenados o cerdos que detectan su olor bajo tierra.

En la gastronomía, la trufa negra es un ingrediente codiciado. Los usos de la trufa negra son variados como en platos gourmet como risottos, pastas frescas, salsas para carnes, huevos revueltos y hasta postres. Se suele rallar o cortar en láminas finas para liberar su sabor en platos tanto calientes como fríos.

El precio de la trufa negra en el mercado es considerablemente alto debido a su aroma distintivo y su estacionalidad limitada. Los principales mercados se encuentran en Francia e Italia, donde se celebran festivales y eventos dedicados a esta joya culinaria.

Un dato interesante es que la trufa negra es un hongo subterráneo que crece en simbiosis con las raíces de ciertos árboles como encinas y robles. Esta relación única con los árboles y su forma de recolección han generado una cultura y tradición específicas en las regiones donde se encuentran estas apreciadas trufas.

Trufa Blanca (Tuber magnatum)

Trufa Blanca Tuber MagnatumLa Trufa Blanca, conocida como el diamante blanco de la cocina, es una de las variedades más exclusivas y caras del mundo. Originaria principalmente de las regiones del norte de Italia, como Alba, y otras áreas selectas de Europa, esta trufa es reconocida por su apariencia externa lisa y su color que va desde tonos crema hasta marrón claro.

Su piel exterior suave y delicada esconde un aroma delicado y sutil. Se caracteriza por notas fragantes que evocan la tierra húmeda, el ajo, el queso y un toque distintivo de azafrán. Este aroma es menos intenso que el de la trufa negra, pero igualmente cautivador.

En cuanto al sabor, la trufa blanca ofrece una experiencia única y suave. Su sabor se describe como afrutado y suave, con matices que recuerdan a los frutos secos y a veces con toques de ajo suave.

La temporada de la trufa blanca suele ser más corta, desde septiembre hasta diciembre, siendo su mejor momento durante octubre y noviembre. La recolección de esta trufa suele ser igualmente delicada, llevada a cabo por buscadores entrenados que, acompañados a menudo por perros especialmente adiestrados, encuentran estos tesoros enterrados.

En la alta gastronomía, la trufa blanca es un ingrediente altamente valorado y se utiliza de manera similar a la trufa negra. Se ralla o se corta en láminas finas para realzar platos como pasta fresca, risottos, carpaccios, ensaladas y huevos. Su sabor delicado y fragante complementa platos selectos, añadiendo una dimensión exclusiva a la experiencia culinaria.

El mercado de la trufa blanca es exclusivo y se centra principalmente en Italia. Lugares como Alba son conocidos por celebrar festivales dedicados a esta joya gastronómica, atrayendo a aficionados y chefs de todo el mundo.

Una curiosidad interesante sobre la trufa blanca es que al igual que la trufa negra su presencia está estrechamente ligada a ciertos árboles, como robles, avellanos y tilos, desarrollando una relación simbiótica que influye en su crecimiento y sabor distintivo. Esta conexión única con la naturaleza y su proceso de recolección especial han contribuido a su estatus legendario en el mundo culinario.

Trufa de Alba (Tuber magnatum pico)

La Trufa de Alba es una subespecie de la trufa blanca, considerada una de las variedades más preciadas y exclusivas en el mundo de la gastronomía. Originaria de la región de Alba, en el norte de Italia, esta trufa se distingue por su piel lisa y su color que va desde el crema hasta el marrón claro, similar a la trufa blanca, pero con un aroma y sabor distintivos.

Externamente, presenta una piel suave y delicada, con tonos que varían en color. Su aroma es incomparable y altamente valorado en la cocina gourmet, con notas que evocan la tierra húmeda, el ajo, los hongos y una fragancia intensa pero delicada que se expande en el aire.

En términos de sabor, la trufa de Alba ofrece una experiencia única y suave. Su sabor es suave, afrutado y delicado, con matices que recuerdan a los frutos secos, el ajo suave y a veces con toques sutiles de regaliz o miel.

La temporada de la trufa de Alba suele ser breve, desde septiembre hasta diciembre, alcanzando su máximo esplendor en octubre y noviembre. La recolección de esta trufa, llevada a cabo por buscadores con la ayuda de perros entrenados, se realiza con técnicas específicas para preservar su delicado aroma y sabor.

En la alta gastronomía, la trufa de Alba es un ingrediente altamente valorado y se utiliza de manera similar a la trufa blanca. Se emplea rallada o cortada en láminas finas para realzar platos como pasta fresca, risottos, carpaccios, ensaladas y huevos. Su sabor delicado y su fragancia excepcional complementan platos selectos, añadiendo una dimensión única a la experiencia culinaria.

El mercado de la trufa de Alba se centra en la región italiana, especialmente en Alba, donde se celebran festivales y eventos dedicados a esta joya gastronómica, atrayendo a conocedores y chefs de todo el mundo en busca de esta exquisitez.

La trufa de Alba, con su aroma y sabor inigualables, representa un pináculo en el mundo de las trufas, atrayendo a los amantes de la alta cocina hacia una experiencia culinaria extraordinaria y exclusiva.

Trufa de Verano (Tuber aestivum)

Trufa Verano Tuber AestivumLa Trufa de Verano, también conocida como trufa negra de verano, es una variedad apreciada en el mundo culinario aunque menos intensa en aroma y sabor en comparación con otras trufas. Originaria de regiones europeas como Francia, España, Italia y algunos países de Europa del Este, esta trufa se distingue por su aspecto similar a la trufa negra pero con características más suaves.

Su apariencia externa muestra una piel rugosa y oscura, similar a la trufa negra de invierno, aunque tiende a ser más clara en color. El aroma de la trufa de verano es menos penetrante y menos intenso, con notas que recuerdan a la tierra húmeda, pero en una escala menos pronunciada. Su sabor es menos potente y complejo en comparación con otras trufas, presentando una paleta de sabores más suaves y terrosos.

La temporada de la trufa de verano se extiende desde mayo hasta septiembre, alcanzando su mejor momento en julio y agosto. Su recolección, realizada por buscadores con la ayuda de perros entrenados, es menos exigente en términos de técnicas de búsqueda y cuidado que las variedades de invierno.

En la cocina, aunque menos codiciada que sus contrapartes más famosas, la trufa de verano se utiliza de manera similar. Se emplea rallada o cortada en láminas finas para realzar platos como pastas, ensaladas, huevos y carnes, añadiendo su toque distintivo pero más suave.

El mercado de la trufa de verano es menos exclusivo que el de las trufas de temporada alta, lo que la convierte en una opción más accesible para aquellos que buscan experimentar con el sabor trufado sin el precio elevado. A menudo, se encuentra en los mercados locales durante su temporada.

Aunque no tiene la misma fama que otras variedades, la trufa de verano sigue siendo una adición valiosa a la cocina gourmet, ofreciendo una introducción más suave al mundo de las trufas y una alternativa más asequible para aquellos que desean experimentar con su sabor único.

Trufa de Borgoña (Tuber uncinatum)

Tuber UncinatumLa Trufa de Borgoña, también conocida como trufa de invierno o trufa de otoño, es una variedad que comparte similitudes con la trufa negra pero presenta características propias que la distinguen en el mundo culinario. Originaria de regiones de Europa central como Francia, España, Italia y algunos países del este, esta trufa se destaca por su aspecto similar a la trufa negra, aunque con un aroma y sabor más suaves.

Externamente, la trufa de Borgoña muestra una piel oscura y rugosa, con tonos que pueden variar desde el marrón oscuro hasta el negro. Su aroma es menos intenso que el de la trufa negra y suele ser más sutil, con notas que evocan la tierra húmeda, los hongos y matices levemente afrutados.

En cuanto al sabor, la trufa de Borgoña ofrece un perfil más suave y menos complejo en comparación con otras variedades premium. Sus notas son terrosas y suaves, con un carácter más delicado en el paladar.

La temporada de la trufa de Borgoña generalmente se extiende desde septiembre hasta diciembre, siendo más prominente en octubre y noviembre. Su recolección, llevada a cabo por buscadores con la ayuda de perros entrenados, sigue métodos similares a los empleados para otras variedades de trufas.

En la gastronomía, la trufa de Borgoña se utiliza de manera similar a la trufa negra, pero su sabor más suave la convierte en una opción atractiva para aquellos que buscan el toque trufado sin la intensidad abrumadora. Se emplea rallada o en finas láminas para realzar platos como risottos, pastas, salsas y carnes, añadiendo una elegancia más sutil.

El mercado de la trufa de Borgoña tiende a ser más accesible en comparación con las variedades premium, lo que la convierte en una opción interesante para aquellos que desean experimentar con el sabor de las trufas sin incurrir en un costo tan elevado.

Aunque puede carecer del renombre de otras variedades, la trufa de Borgoña ofrece una introducción agradable y más suave al mundo de las trufas, permitiendo a los entusiastas culinarios disfrutar de su sabor distintivo de una manera más sutil y accesible.

Trufa de Oregon (Tuber gibbosum)

Tuber Gibbosum
Foto: Ryane Snow – Wikipedia

La Trufa de Oregon (Tuber gibbosum) es una variedad menos conocida pero igualmente apreciada en ciertas áreas, principalmente en el noroeste de Estados Unidos. Aunque no alcanza la fama de las trufas europeas, tiene un aroma y sabor característicos que la hacen interesante en la gastronomía.

Su apariencia exterior muestra una piel similar a otras trufas, con tonalidades que pueden variar desde el marrón claro hasta el oscuro. Su aroma es terroso, con notas que recuerdan a los hongos y la tierra húmeda, aunque más sutil en comparación con las variedades europeas.

En términos de sabor, la trufa de Oregon ofrece una experiencia culinaria particular. Su sabor es terroso y suave, con matices que pueden recordar ligeramente a frutos secos y tierra fresca.

La temporada de la trufa de Oregon suele ser de otoño a invierno, con recolección que varía en diferentes momentos de la temporada. La búsqueda y recolección se realizan con métodos similares a los utilizados para otras trufas, con buscadores y perros entrenados que detectan su presencia bajo tierra.

En la gastronomía, la trufa de Oregon se utiliza de manera similar a otras variedades. Se emplea rallada o cortada en láminas finas para realzar platos como risottos, pastas, salsas y ensaladas. Aunque menos conocida a nivel internacional, esta trufa tiene su nicho en la cocina local del noroeste de Estados Unidos.

El mercado de la trufa de Oregon es más regional y su alcance es limitado en comparación con las variedades europeas. Sin embargo, su presencia en la cocina local y su sabor distintivo la convierten en una opción interesante para aquellos que desean explorar los sabores de las trufas de manera más localizada.

Aunque no es tan famosa como las trufas europeas, la trufa de Oregon tiene su propio encanto y atractivo en la gastronomía local, ofreciendo una experiencia culinaria única para los paladares que buscan sabores regionales distintivos.

Las trufas ofrecen una experiencia gastronómica única y diversa, con cada variedad aportando su propio carácter y encanto a los platos en los que se utilizan. Explorar el mundo de las variedades de trufas es adentrarse en un universo de sabores exclusivos y exquisitos, elevando la cocina a nuevos niveles de refinamiento y excelencia. Esperamos que hayáis aprendido nuevas variedades y conocido más en profundidad cada tipo de trufa. En Mazan tenemos diferentes blogs especializados sobre la trufa negra que pueden ayudarte.

¿Dónde comprar trufa negra en España?

Si estás buscando o estás interesado en comprar trufa negra podemos ayudarte, como tienda de hostelería estamos especializados en el sector, y en concreto contamos con stock en los meses temporada de la trufa negra fresca. Si quieres consultarnos más información no dudes en ponerte en contacto con nosotros sin compromiso enviándonos un correo a contacto@mazan.es.

Comparte esta noticia:
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 2 =